Porque las cosas solo toman cuerpo al nombrarlas, y nadie, por ignorante que sea, deja de intuir el formidable peso de las palabras ni su poder para dar a luz lo que, antes de ser designado o mentado, yacía sin rostro en el vientre del caos.
Carmen Martín Gaite

Llegamos al final de este particular encuentro, durante dos meses hemos presentado digitalmente materiales escritos y audiovisuales que puedan serviros para llevar a cabo una comunicación, en y desde la biblioteca, de la manera más eficaz posible y que, al mismo tiempo, os faciliten la creación de una imagen propia de vuestra biblioteca.

Durante dos mese habéis ido completando las tareas propuestas por la dirección del curso y algunas de vosotras ya habéis incorporado a vuestra práctica diaria los conocimientos aprendidos, basta con seguiros en las redes sociales para apreciar cambios en la cartelería, descubrir un nuevo logotipo, o disfrutar con nuevos enfoques fotográficos. Traspasar el aprendizaje a situaciones reales es la mejor evaluación que podemos tener de este encuentro. Sin embargo, no va a ser la única.

Después de haber intercambiado casi trecientos mails y de haber analizado doscientas de vuestras prácticas (todavía siguen llegando) estamos en disposición de elaborar una memoria que recoja los aspectos más significativos de este intercambio.

También nos comprometemos a enviaros un análisis individualizado de esta última práctica para la que vamos a ofrecer un plazo de entrega dilatado (la propia práctica y las fechas navideñas invitan a que así sea): recibiremos vuestros documentos hasta el 11 de enero de 2021.

Gracias por vuestro compromiso, por seguir semana a semana en casa, en la biblioteca.

Y ahora sí, vamos a desvelar por qué hemos titulado esta última entrega La realidad

En la Lección 0 imaginábamos una hipotética situación: 

“Sois ponentes en un congreso internacional de bibliotecas, lleváis un Power Point o un PDF donde se ven imágenes de las instalaciones, de los servicios que ofrece la biblioteca, del ambiente cotidiano y del ambiente en un día especial, incluso en algunas fotografías se puede identificar el tipo de usuarios y, de repente… hay un problema de conexión, el ordenador no funciona: tenéis que contar todo solo con palabras durante un tiempo máximo de veinte minutos.”

Vamos a imaginar ahora que esa fatalidad se ha resuelto, que conexiones, programas y archivos responden y que, por fin, dos meses después, podemos presentar al mundo nuestra biblioteca utilizando medios digitales.

Esta es la última propuesta

Elaborar un documento en formato PDF o PowerPoint, en el que presentes tu biblioteca tal y como la ves, la sientes, la entiendes, la imaginas, la recuerdas en este final de 2020.

Te ofrecemos una guía de aspectos que pueden recogerse en este documento, no queremos que sea preceptiva, puedes aprovechar los capítulos, descartar algunos, incluir otros que se hayan quedado fuera.

Para cada capítulo puedes utilizar texto, carteles, fotografías, vídeos, gráficos, etc.

(PowerPoint te permitirá incluir vídeos. Anotamos una herramienta que puede serte útil durante todo el proceso para compartir y convertir archivos)

Mi biblioteca es…

Localización

Antes de decir cómo es, podemos decir dónde está, y qué supone esa ubicación. Podemos situarla en un mapa (https://www.google.es/maps), localizarla dentro de la población, comentar qué relación tiene con el entorno paisajístico, geográfico, urbanístico, etc.

Descripción física

Cómo es el espacio, con qué mobiliario se cuenta, cómo está resuelta la accesibilidad, los modos de distribución y señalización de las distintas zonas.

Fondos

Las secciones que organizan la biblioteca. Los fondos más requeridos. Los fondos olvidados. Tus preferidos. Los imprescindibles. Los deseados.

Usuarias, usuarios

Cómo son: edades; perfiles sociales, profesionales, culturales. 
Cómo actúan en la biblioteca, qué les interesa, qué días acuden, cuánto tiempo pasan. 
Qué dicen, qué preguntan, qué necesitan, qué desean.

Actividades

Presentaciones. Celebraciones. Espectáculos. Retos. Club de lectura.

Relaciones con la comunidad

Actividades y programas compartidos con colegio, instituto, piscinas municipales, asociaciones culturales, ludoteca, salas de exposiciones, etc.

Comunicación  

Cómo le cuentas a las usuarias y al mundo qué es y qué hace tu biblioteca.
Tus carteles, tus redes sociales, tu blog.

Y cualquier otra cosa que quieras contar

Os recordamos que las prácticas se envían a lacaladechodes@gmail.com. En la parte inferior de esta pantalla hay un apartado de comentarios que podéis usar para comunicaciones que no sean las prácticas propuestas. No daremos respuesta individual a vuestros trabajos. Durante el curso haremos dos sesiones de vídeo llamada compartida para hacer comentarios generales del desarrollo de las actividades.

Recomendaciones

Quienes nacimos en la década de los 60’ crecimos con canciones como esta: El reino del revés. Es posible que durante años pensáramos que era una canción de Rosa León, en algún momento supimos que la autora era María Elena Walsh, poeta, compositora, intérprete. También supimos que eran suyas todas estas canciones: Canciones para mirar . Pasaron años y descubrimos que la autora de canciones infantiles tenía una discografía enormemente rica en la que caben canciones populares de España y Argentina, y auténticas obras maestras de lo que conocemos como canción de autor: De puño y letra .

Hoy, plataformas y redes sociales ponen a nuestro alcance documentos, en este caso sonoros, que en el pasado, no eran tan accesibles.

La música forma parte de nuestro patrimonio cultural, igual que los libros, los cuadros, el cine, etc.

Iniciamos este encuentro recordando a Gabriela Mistral, lo cerramos cantando con María Elena Walsh.

Y nos dan muchas ganas de crear una playlist de bibliotecas, con voces de poetas, de escritoras, con poemas cantados, con romances, con cantos tradicionales, con música que acompañe nuestras lecturas. ¿Os suena la idea?

Nos despedimos de vosotras, en este final de 2020, con un deseo sencillo: que todo vaya a mejor.

Silvia, Laura, Carlos, Ana.

Gracias por vuestra atención,
durante estos dos meses
ha sido un placer conoceros y conocer vuestras bibliotecas.